Andujar – Palma del Río

Anoche me dijo el de la recepción del hostal que hasta las ocho no daban desayunos. No me vale.

Ayer mientras paseaba buscando donde cenar pasé por el mercado de abastos de Andujar, ahí tienen un bar que abre temprano, seguro.

A las siete iba paseando por Andujar hacia el mercado, en efecto, allí hay un bar dando desayunos a los trabajadores del mercado, no falla. Los de los mercados madrugan bastante.

A las ocho ya estoy en la puerta del hostal preparado para una jornada más.

Esta mañana río y autovía R4 van juntos hasta Córdoba.

Hasta Córdoba voy alternando la vía de servicio de la autovía y pequeñas carreteras, apenas me cruzo con media docena de vehículos y siempre rodeado de olivares, de vez en cuando aparece algún campo de algodón y si me acerco mucho al río los olivos y el algodón dejan el sitio a los huertos.

La mañana está tristona, chispea un rato a partir de Marmolejo. Viendo anoche el tiempo en el bar daban lluvia para hoy, pero las nubes gordas las veo a mi derecha, en las montañas que separan andalucia de Castilla La Mancha. Ahí están bien y que ahí se queden.

15342086661_54f0843832_o

Después de Marmolejo paso por Villa del Río pero al no haber hambre llego y me voy. Por Montoro paso de lejos, que mala suerte hay que tener para que un ministro de hacienda se apellide como se llama tu pueblo.

En Pedro Abad ya tengo que parar a comer algo, el serranito que me hago está pa besar al camarero, un par de tercios y un cortao me dan vida pa un rato.

Las nubes me han dicho “hastaluegolucas”, el sol aprieta otra vez con alegría. Después de Villafranca de Cordoba voy siguiendo el track que me autofabriqué, no tengo un cruce en muchos kilómetros, me despreocupo del GPS. Voy, de repente, por una carretera rodeada de montañas… ¿qué raro? si hace un rato era todo prácticamente llano… esto aquí no me cuadra. El caso es que el lugar es diferente, los olivos han desaparecido, son montes llenos de encinas, están vallados y en las cancelas hay carteles que dicen que es una zona de reserva dedicada a la recuperación del Lince Ibérico.

Me da por mirar el GPS y… mi track no aparece en la pantalla, pero tampoco he pasado por ningún cruce, ni de asfalto ni de tierra ?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿. Se ve que el mapa que llevo cargado no está del todo actualizado pero parece que la dirección que llevo si no se va de madre terminará uniendose a mi track, pues nada ya apareceré en algún sitio.

Un poco antes del Embalse de San Rafael Navallana (se que es ese embalse porque lo he leido en un cartel en un cruce, si no de que) vuelvo al track, ya está.

Ya estoy cerca de Córdoba pero antes me veré oblidado a parar a refrigerarme, no puedo aguantar hasta la ciudad para tomarme unas cervezas y comer algo, en Alcolea paro a refrigerarme, algo ligero.

Tengo idea de comer en Córdoba pero una vez que empiezo a entrar en la ciudad con todo el tráfico, tres carriles pa un lao y tres pa otros, semáforos, pasos de peatones, calles peatonales, gente por todas partes y cuando llegas a la zona monumental ya te cagas, gente y más gente haciendo fotos, grupos de turistas con sus respectivos guías… en fin que me entra el agobio, hago unas cuantas fotos y salgo de allí lo más rápido que puedo.

La Mezquita

La Mezquita

Córdoba es una de tantas ciudades que tenemos aquí que merece la pena dedicarle unos cuantos días para recorrer todo lo que nos dejaron de herencia la peña que estuvo aquí durante unos cuantos siglos, ya lo creo, pero hoy no es la ocasión, no me merece la pena pasar aquí una tarde y quedarme casi igual que estaba, ya volveré.

A partir de Córdoba la autovía se va hacia Ecija para ir a Sevilla y nos deja en paz a mi y al río. Ahora avanzaré un rato por una carretera local y después por una nacional.

A la derecha me siguen acompañando las montañas pero a ambos lados del río hay grandes extensiones llanas y además del algodón y los olivos empiezan a aparecer naranjos. A una cierta distancia se ve un montículo, conforme me voy acercando veo que el montículo tiene encima un castillo. Cuando ya lo tengo bien a la vista, deduzco que tiene que ser un pueblo bien bonito. A mi izquierda tengo el río que pasa pegado al monte donde está el castillo y en la ladera contraria está el pueblo, todo de casas blancas. Es realmente bonito.

Almodovar del Río

Almodovar del Río

 

A la entrada del pueblo comeré, un buen bocata, cervezas varias y un cortao. Compro un par de botellas de agua y cuando se acabe el agua se acabará la jornada. Espero que duren poco o me las tiro por la cabeza porque ya empiezo a estar algo cansado hoy.

Lo malo que tiene el ir por una carretera algo importante es que ésta no se anda con miramientos a la hora de salvar un obstaculo y para pasar de un lado a otro de Almodovar del Río hay un pedazo de cuesta que sin ser muy grande al ser toda recta agobia nada más verla, pero bueno, nos pegaremos a la rayita blanca y sin mirar mucho hacia delante habrá que subirla y cuando antes mejor.

Quitando el par de días que estuve por la sierra de Segura y Cazorla hay que ver el calor que está haciendo y encima desde que salí de Alicante siempre tengo el aire de cara, no es que sea un vendaval pero es un coñazo y más por aquí que ya no hay donde esconderse.

Ayer me paso igual, a eso de las once el día se aclaró, empezó a soplar el aire de una manera un tanto alborotada pero a partir de las doce el aire ya es claramente del Oeste y  de vez en cuando pega alguna racha un poco tocanarices.

Está decidido, me quede el agua que me quede, en Palma del Río voy a dar por terminado el paseo de hoy.

Ya han desaparecido los olivos, ahora solo hay naranjos y algodón.

A las seis y media, más o menos, estoy cruzando el río para entrar en Palma del Río. No tardo mucho en dar con el lugar donde anidaré esta noche, ademas antes he pasado por la puerta de un bar con buena pinta, asi es que logísticamente el hostal está en un muy buen sitio.

Cuando voy a guardar la bici veo que la rueda trasera está en el suelo ¿y esto? así sin más ¿a que se debe? Joder que asco, pero bueno, menos mal que ya le he quitado a la bici todas las alforjas, por lo menos no tendré que volverselas a poner hoy para seguir.

No me voy a complicar la vida, desmonto la rueda, quito la camara, pongo otra y le doy todo el aire que puedo con la minibomba, es un puto numerito darle aire con la bombita esta, funciona bien, pero al ser tan pequeña hay que pegar unas 3000000000000000 bombeadas para que la rueda tenga presión, vaya tela.

Ducha, ropa de paseo y a gambitear un rato. No voy ni a buscar, voy al bar por el que he pasado antes de llegar al hosta. Todo un acierto, la racion de espinacas con garbanzos no me la quita ni la Benemerita, es más, voy y repito. El chaval del bar alucina con to lo que ceno.

Esta cena se merece un par de güisquis y una sobremesa buena, sin tertulia porque sigo solo pero la sobremesa no me la salto, si normalmente nunca tengo prisa… a estas horas menos aun. La clientela del bar ya se ha marchado, el camarero se sienta un rato conmigo a fumarse un cigarro y a interesarse por el forastero que come como cien personas.

Se esta bien aquí sentado a estas horas, el calor de esta tarde a dado paso a una brisa agradable y no dan ganas ni de irse a dormir, pero hay que irse o terminaremos cantando Asturias Patria querida y no es plan.

Hasta mañana.

Track Wikiloc

Fotos en Flickr

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alicante-Sevilla, Alicante-Sevilla-Santiago y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s