San Mamede do Camiño-Plaza del Obradoiro (Santiago de Compostela)

Con el silencio que hay aquí me he despertado a las siete y media.

Me levanto, salgo fuera, hay niebla, mucha niebla.

Al volver al cuarto el holandes ya está terminando de recojer, se le ve algo apurado, se ve que también se le han pegado las sabanas.

El desayuno, al contrario que la cena, es de pena. Ni un triste bote de mermelada hay. Eso sí, hay cafe de ese soluble que no me gusta, una maquina de cafe que no es que me guste mucho pero sí algo más que el otro y una maquina expendedora de chuminás. Bueno y pan para tostar el que quiera. Terminaré con la tableta de chocolate y ya desayunaré como es debido en algún sitio.

Monto todo en la bici y a esperar a que haya algo de luz para empezar la jornada.

Mientras estoy esperando pasa por delante de mi el cowboy con el puro ya enchufado y no dice ni media. O tiene mal despertar o lo del gato le jodio.

En la mochila lleva un pin de 10 x 10 que representa la forma del estado de Texas y va coloreado con la bandera de Texas. Coño!!! Este es un tejano de los que están a favor de la secesión de Texas de los Estados Unidos, si no luciria la bandera de las barras y estrellas, ja. Esto me da para una última tocada de pelotas.

– Are you from the USA? (eres de Estados Unidos?)

Sin volverse para hablar señala con el dedo el pin de la mochila y dice: “no, I’m from Texas”.(no, soy de Texas)

– Buen Camino.

– Ecual (igual), me contesta el vaquero y se marcha entre la niebla.

Jajajajajaja, como estás añorando la silla electrica. Enga por ahí a cascarla, ruina.

Te la dedico.

Unos diez minutillos tardaré aún en ponerme en marcha y abrigadito. Es to p’abajo por la carreterilla hasta Sarria.

En un momento llego a Sarria y en un momento estoy saliendo de Sarria por los pedazos de cuestas que hay.

Hay que seguir subiendo un buen rato. La niebla es espesa de cojones. Si por una de estas paras bajo de un arbol, que ya es raro que no se así pues esta todo lleno de ellos, cae tal cantidad de agua de los arboles que parece que llueva, vaya unas gotas gordas que caen de la humedad acumulada en las hojas.

IMG_3555

IMG_3557

Como ocurre en esta parte del Camino, en Galicia, vas por los bosques, entre la niebla y la oscuridad del bosque no sabes ni por donde andas. Das una curva y aparece una aldea, o cuatro casas, o una sola casa… Coño!!! Casas y gente y mesas y sillas. Coño!!! Esto es un bar o algo parecido. P’adentro, que el minidesayuno ya ha hecho lo poco que podía hacer.

No se ni donde estoy. En la puerta del bar pone no se que de Morgade, miro en el teléfono y sí, Morgade es una aldea.

Bocata de tortilla, cervezas varias, cafe con leche y un par de pedazos de tarta de Santiago. Esta todo muy bueno, como para no estarlo con lo que me han cobrado.

Bici en puerta de bar, sin atar, por supuesto.La cerveza nubla mis pensamientos.

Bici en puerta de bar, sin atar, por supuesto.La cerveza nubla mis pensamientos.

A partir de aquí se supone que ya es todo p’abajo hasta Portomarin, bueno predominaran las cuestas abajo pero entre cuesta y cuesta algún repechillo me encontarré aún hasta que la cuesta abajo se empina y en un momento estamos en el puente sobre el Miño. La niebla sigue a lo suyo.

Portomarin

Portomarin

Por Portomarin, al igual que en el 2010, no paso, bueno no subo para volver a bajar y seguir. Se ve que sin querer le he cogido mania a este pueblo. Paso por debajo de la escalera, giro a la izquierda, paso por otro puente y de nuevo a subir entre la niebla hasta Ventas de Naron.

En el bar que hay ya casi llegando al final de la subida, (es albergue con bar, no se que albergue es pero lo es) paro a hacerme unas cervezas y ya de paso cuño. Por fin salgo de la niebla, brilla el sol.

Aldeitas y mas aldeitas y ya estoy en Palas de Rei. No paro, a comer a Melide.

Hasta Palas de Rei el ritmo ha sido lento no, lo siguiente. En las cuestas arriba está claro el motivo y en las cuestas abajo pues no voy mucho mas rápido que para arriba porque hay peregrinos a puñados, cuesta ver a uno solo, la mayoría son grupos de más de 10, casi todos sin mochila y ocupando todo el ancho del Camino, carreterilla o lo que sea. En fin….paciencia.

A partir de Palas de Rei se nota un montón que la mayoría de los peregrinos ya han llegado donde querían llegar hoy y me encuentro con uno de vez en cuando. A partir de aquí esto ya me cunde bastante más.

image

Ya estoy en la provincia de A Coruña.

image

Entrando en Melide paso por un polígono industrial. Al fondo veo un monolito con una cruz de Santiago encima, al acercarme veo que a su lado hay un pedrusco con un grifo. Pararé a beber y de paso hago una foto.

La bici, sin yo hacer nada, para en seco a unos cinco metros del grifo y el monolito. Coño!!! Milagro!!! Es la primera idiotez que se me pasa por la cabeza en ese momento. Ya después pienso a ver que cojones se ha roto aquí para parar de esta manera. Bajo, miro la rueda de atrás y, por desahogao y …por no guardar la ropa en una alforja, llevo el maillot liado con los pulpos y el casco de cualquier manera, una manga se ha sublevado y ha terminado metiendose en la pinza del disco. Solución: navaja. Media manga a cagar y, ya de paso, el maillot. Todo por no sacar la rueda ya que hay que desmontar todo y paso. Total que al final me toca desmontar todo porque aquello no hay quien lo saque de allí. Saco la rueda y aquello se resiste, pues nada, fuerza bruta, como me toque las narices quito el freno y a tomar por culo, total donde estoy ya poco lo voy a necesitar. Al final lo saco todo, lo dicho, media manga. En la primera papelera de Melide lo tiraré todo, más ligero voy.

Antes de entrar a Melide han montado una carpa. Dan pulpo y cerveza. Pues aquí paro a comer, mejor, aquí no me tengo que preocupar de la bici, tampoco es que me preocupe mucho, pero aquí ya nada. Ración de pulpo, cervezones con tranquilidad y al cabo de una hora estoy en marcha otra vez.

Cruzo Melide por su calle principal y salgo por la misma calle, una vez fuera del pueblo me incorporo al Camino en la primera señal que veo.

Son las cuatro pasadas cuando salgo de Melide. A las seis ya vere donde estoy y que hago. Como mucho me quedan unos cincuenta y algo kilometros.

La ausencia de peregrinos es total. Se han ido con las nubes.

image

Salí esta mañana con litro y medio de agua, aún tengo más de medio y quitando eso solo he bebido en el grifo entrando a Melide. Increible lo que da de si la cerveza.

Sube, baja, sube, baja, vuelta a subir y vuelta a bajar. Ya estoy en Arzua. En una casa de campo antes de llegar aquí unos chiquillos están vendiendo cositas al borde del Camino, aprenden rápido. No compro nada, vamos que ni paro, sobre la marcha les digo una gelipollez y se rien.

A seguir subiendo y bajando entre bosques y prados.

De frente viene una furgoneta, por el Camino, el tio saca una mano por la ventana para darme un folleto, casi me llevo la mano. Miro para atrás. Lleva el nombre de un albergue de no se que pueblo, que pesaos.

Ya veo Pedrouzo. La otra vez pasé por el pueblo siguiendo la carretera, esta vez sigo las flechas. El Camino no pasa por la calle principal del pueblo, se queda a la izquierda. Aquí ya me doy cuenta que no hay más alojamientos hasta Santiago, o sea, que acabo hoy. ¿A que hora? Me da lo mismo, yo no tiene arreglo.

Un tunelito para pasar por debajo de una carretera. ?¿?¿ ¿Hay un bar a la salida del tunelito, a la izquierda? Siiiiiiiiiii. Estoy en Amenal. De otras cosas no, pero de los bares me acuerdo de todos en los que he estado.

Del tunel salgo algo alegre, giro a la izquierda y ya estoy entre las cuatro mesas que tiene el bar fuera. Apoyo la bici en una pared. Entro a por una cerveza grande, una botella de agua y, ya que estoy, cuño, pa que no se diga. Con la tontería me termino dando cuenta que esta está siendo una jornada un tanto frenética, por lo menos desde que pasé Melide, el caso es que me está sentando bien. Ted Nugent y su Land of thousand dances me lleva rondando la cabeza hace ya un buen rato.

Naaaa, na na nana, na na nana, nana na nana na, na na nanaaa, es fácil el estribillo, para cantarlo sin perder la concentración.

Salgo fuera a tomarme la cerveza. Otra más me tomo que ahora viene una subida corta pero graciosa para terminar en el aeropuerto.

image

Una ve en el borde del aeropuerto giro a la izquierda y:

image

Se bordea el aerupuerto y otro repecho más. Una bajadita, cuatro casas, esto ya es asfalto. Estoy llegando a lo de las teles. El botavineiro está al rojo vivo.

Una última cuesta. La ermita de San Marcos de Monte do Gozo. Me autocuño, otra vez, en la entrada.

Voy al kiosko que hay al lado. Me compro un tercio, lo meto en la alforja junto a la bota y paso del monumento este hortera que hay aquí. Voy donde se debe.

image

Estoy un rato haciendo el mono para intentar colgarle la bota al peregrino de algún sitio, incluso subiendome en la bici, pero no puedo, me voy a escalabrar y lo que es peor: la cerveza se está calentando, esto si que no.

Saco la navaja, el tabaco y el tercio.

image

Me siento en el suelo apoyado en la alforja de la bici y…

image

Una gozada.

En el 2010 me olvidé de venir aquí pero esta vez no se me iba a escapar, esto junto con pasar de Cuenca y el Cañón del río Lobos era lo único que traía planificado, lo de beber cerveza no hace falta planearlo.

Después de estar aquí más de media hora caigo en la cuenta que esto no ha terminado del todo, aún hay que ir a la plaza del Obradoiro. Ahora a callejear un rato por Santiago.

En un semaforo me cambio las gafas porque ya no veo nada. En la Rua San Pedro no tengo que hacer ningún numerito, está toda levantada por obras, hay que cruzarla andando. Entro en la zona peatonal, mucha gente, muchos peregrinos ya acicalados. En el túnel no hay un gaiteiro, hay una pareja cantando opera, se ve que lo hacen bien porque les dan una ovación tremenda.

En la Plaza no hay ni 20 personas. Voy hasta el centro. A un lado tengo a una familia conversando y mirando la catedral. Al otro dos chavales posando con sus bicis sin equipaje, uno se tira al suelo para sacara la foto al otro con la catedral del fondo.

Saco la bota y a un chaval de los de la familia le doy el móvil y le pido que me haga un par de fotos. Me pregunta si quiero una con la bici, le digo que no, que a mi lo que me ha traido aquí es la bota, se toma la respuesta a coña pero es así y solo lo sabemos el vasco que me la regaló y yo. Gracias por las fotos. Gracias por la bota.

Ahora sí.

Aquí estamos, porque hemos llegao.

Aquí estamos, porque hemos llegao.

Llamo la jefa para informar que el degenerao al que soporta ya está aquí, la conversación no se alarga mucho porque terminará mandandome faena, jajajajaja.

Llamada al hostal, ya veremos, vuelve a haber suerte. Habitación sencilla.

Mando un montón de whatsapp y para el hostal.

Ducha. Vuelta a vestirme de bonito y a cenar. Donde la otra vez.

image

De vuelta para el hostal, casí en la plaza Cervantes, hay un pub donde están tocando música celta en vivo. Tiene un par de mesas en la calle. Aquí me voy a hacer unos cuantos “platos combinados”.

image

Aquí, mientras me voy flagelando, caigo en el acierto que ha sido llegar a Santiago a estas horas. De Melide a aquí he estado prácticamente solo en el Camino. He estado solo en Monte do Gozo. He estado casi solo en el Obradoiro. De haberme quedado en Melide me hubiera tirado toda la mañana entre montones de gente que venimos hacia aquí y no hubiera sido lo mismo. La otra vez llegue aquí a las dos de la tarde, más o menos. Había cola hasta para hacerse una foto en el monolito ese que pone Santiago, no estuvo mal, pero hoy ha estado mucho mejor.

En el 2010 salí de Donibane Garazi/Saint Jean Pied de Port junto con un montón de peregrinos y lloviendo. Llegué a Santiago junto con un montón de peregrinos y al rato de llegar se puso a llover.

Este año salí de mi casa solo y con un sol de tres pares de narices y, sin proponermelo, he llegado a Santiago una tarde soleada de puta madre y más solo que la una. El otro Camino fue una pasada pero este le ha pegado mil patadas.

Ya son las doce. Compro unas camisetas en la tienda que tengo delante y al hostal a dormir. Mañana a por un coche y a dormir a Valladolid. Pasado mañana a merendar a casa.

Creo que ya está.

BUEN CAMINO.

Fotos San Mamede do Camiño-Plaza del Obradoiro Google+

Fotos San Mamede do Camiño-Plaza del Obradoiro Flickr

Track Wikiloc

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alicante-Burgos-Santiago, Camino Frances desde Burgos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a San Mamede do Camiño-Plaza del Obradoiro (Santiago de Compostela)

  1. Chocolatero dijo:

    Muchas gracias por tu crónica, muy amena y me alegro que por fin pudieses ampliar tu bucle hasta santiago.

    Me gusta

  2. Zeus dijo:

    A eso se le llama una llegada triunfal a Santiago; a tener en cuenta para futuros Caminos.
    Grandísima crónica, gracias Tosta!!!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s