Mansilla de las Mulas – Molinaseca

Bueno pues esta noche no ha llovido o yo no me he enterado. No, no ha llovido mi cama está junto a la ventana y la ventana ha estado abierta toda la noche, por aquello de purificar un poco el ambiente.

Después de desayunar y arreglar todo el lío de ropa que tengo montado en la litera, que lo mío me ha costado,(ha habido un momento que parecía un pollo sin cabeza dando vueltas por allí sin hacer nada concreto, que lío matinal) ya estoy en la calle con la bici preparada para marcharme. Umpf!! Me faltan los guantes cortos. Vuelvo a buscarlos. Están en el cuarto de la lavadora dentro de un cubo con agua, se ve que se quedaron en la lavadora y los han dejado ahí, pues ahí se quedan. Que rabia, con el asquito que me dan los guantes largos.

Se ve que ha estado despejado durante la noche porque ahora hace frío y hay neblina. A ver si se cumple lo de “mañanas de niebla, tardes para pasear”.

image

Camino y carretera vuelven a ir paralelos, pero decido ir por el Camino hasta que haya más luz. En Villarente cojeré definitivamente la carretera y ya casí no la dejaré en todo el día.

image

A León entro por la carretera, paso de la subida esa a no se que antenas y también paso del tramo caminero por el poligono industrial. Además hoy es festivo en León (San Froilan me han dicho en Mansilla) con lo que no hay tráfico en la ciudad. En un momento estoy en el parador donde vuelvo a seguir el Camino.

image

Como en el 2010 fui por Villar de Mazarife, esta vez me voy hacia Astorga por Villadangos del Paramo, esto es: por el arcen de la carretera.

En Villadangos del Páramo compro pan. Hoy el almuerzo/comida será campestre, hace buen día. Más adelante compraré algo de embutido y ya veremos dónde como.

En Hospital de Orbigo volveré al Camino para llegar a Astorga pasando por Santibañez de Valdeiglesias y San Justo de la Vega.

image

En San Justo de la Vega compraré embutidos, un poco de queso curado y un bote de picantes. La bota va llena, me voy a poner fino, ja.

image

Se están formando algunas nubes alegres. En el móvil he mirado el tiempo y al ver el típico huevo frito con rayo y agua he pensado “que pase lo que tenga que pasar, no creo que me moje más que estos días atrás”.

Entro en Astorga sin hacer la película esa del puente verde. Subo su par de cuestecillas y en la plaza que hay delante del Palacio de Gaudí busco un banco donde poner el huevo y comer. Dos bancos más allá están los tres de Donosti, nos hemos visto a la vez, voy p’alla.

Están comiendo también en plan silvestre. Me dan un pedazo de pan con chorizo. Y les digo “yo tengo una cosa que os va a gustar”. Cuando ven la bota se les pone una sonrisa de oreja a oreja. Pues nada, saco mi comida, la pongo con la de ellos y a zampar entre trago y trago de vino. En un abrir y cerrar de ojos la bota está seca. Uno de ellos se mete en el bar que tenemos delante y sale con una botella de tinto abierta con la que vuelve a llenar la bota.

No tienen claro hasta donde van hoy. Al Bierzo seguro pero no saben a que pueblo, el fondón anda justito. Yo les digo que si anda justito que se queden en Rabanal y mañana más, que después de Rabanal la subida se pone algo feucha.

Se marchan. Demasiadas prisas. Yo aún me quedo allí un rato disfrutando de la comida. ¿Qué hace que repentinamente me tenga que largar? La lluvia, comienza a chispear. Sus muertos, ni hoy me va a dejar en paz. Recojo todo rápido, me pongo la chaqueta de agua y carretera y manta, será posible.

No he llegado a Murias de Rechivaldo y ya ha parado de llover. Paro a quitarme la chaqueta y veo que detrás vienen estos tres. ¿Qué habrán hecho para salir antes y aparecer detrás?

Bueno…pues ahí os quedais, yo a lo mío. Voy observando las nubes y vuelvo a ver cortinas de agua por todas partes. De momento no tengo ninguna nube gorda encima, si me mojo habrá sido algún cabrón que me ha tirado un cubo de agua.

image

image

A mi izquierda ya veo el Teleno y delante, al fondo, ya tengo las montañas que me separan de El Bierzo.

Llego a Rabanal del Camino. Voy al albergue Nuestra Señora del Pilar. Allí puedo cuñar, tomarme unas cañas y pensar que hago.

El albergue está a tope de gente allí sentados al solecito, pero la segunda cerveza me dice que siga y así lo hago. Ya veremos donde aparezco. Son las tres y media vamos para arriba.

Ya tengo Foncebadon a la vista, veo a dos retorciendose encima de la bici, poco a poco los voy alcanzando. En la sálida de Foncebadon les doy alcance.

image

Estos ya pasan los dos los 55 años, vaya tela.

El compañero de este debe ser el perrangano, solo lleva dos alforjitas. Son franceses. Chapurreando ingles nos aclaramos y les explico lo que les queda antes de iniciar la bajada a Molinaseca y me largo.

Dos rampas más y ya estoy.

image

Ya tengo la Cruz de Hierro a la vista.

image

Hay un autobús allí arriba pero solo hay dos personas haciendo los gansos por allí. Cuando ya me marcho llegan el del remolque y el colega.

En el alto de las antenas pararé a ponerme algo de abrigo y la ropa de agua. No creo que pase calor de aquí a Molinaseca. Y tengo una nube a mi izquierda con pinta de querer aguarme la tarde.

image

En efecto, poco después de El Acebo se lía a llover y ya no para hasta casi Molinaseca.

Molinaseca

Molinaseca

Llego al albergue. La última cama es para mi.

Guardo la bici, ducha, acicalamiento integral y a Molinaseca a ver que se nos ofrece. Andando por Molinaseca veo que llegan los tres de Donosti, al de Pamplona hoy no lo han visto. El fondón va mal, bastante mal. Tiene cara de estar reventao. Les digo que si salen a darse una vuelta que me busquen, si quieren, que en algún bar estaré.

Me hago unas cervezas en un bar. Con cada cerveza me ponen una tapita de oreja. Buenísimo. Vuelve a llover, pero aquí estoy sentado en la puerta del bar bajo unos soportales, ya puede caer.

Llegan dos de los donostiarras. Han cogido una casa rural para los tres. El tocado no ha salido de casa y ellos van a comprar para hacer cena. Nos tomamos unos vinos y se marchan. Tenían planeado llegar a Finisterre no se que día pero me parece que los planes se les van al traste. En fin…voy a ver donde me dan de cenar.

Me meto en un bar que tiene buena pinta. Todo empieza bien, la atención es buena.

Vino, oreja con pimentón picante y fabes con chorizo. A mi me da que las fabes son de lata (alguna me he comido) y coincide con las de lata: habichuelas, un pedacito de chorizo, uno de morcilla y uno de panceta. Que casualidad que cojas un cacito para poner un plato y salga un pedacito de cada.

Cuando pago se lo digo y el color de cara lo delata. Ahí te quedas tu y tus latas, so perro.

Paseito y a dormir. Se ven las estrellas. Ya veremos que tiempo tengo mañana.

Hasta mañana.

Fotos Mansilla de las Mulas-Molinaseca Google+

Fotos Mansilla de las Mulas-Molinaseca Flickr

Track Wikiloc

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alicante-Burgos-Santiago, Camino Frances desde Burgos y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s