Caudete – Casas Ibañez

Vaya noche de locos.

A las diez estaba encamao, pero apenas he pegado ojo. Cada dos por tres un perro aullaba y a continuacion unos dos o tres millones de perros se liaban a aullar unos cinco minutos , de repente paraban y cuando parecía que ya estaba se volvían a arrancar.

La última vez que vi la hora en el teléfono eran las cuatro de la madrugada. A las seis tocó diana. Increible, pero cierto, de locos.

Pues nada… a desayunar y a recoger el campamento que sin montar la tienda no veas la escampada que tengo aquí montada.

A las ocho estoy en marcha. Vamos para Almansa.

Este es el motivo por el cual me quedé en el albergue y hoy me quedaré en un hostal en Alcalá del Júcar:

Rocio a cascoporro

Rocio a cascoporro

El año pasado la tienda amanecio hecha unos zorros de agua y tierra pegada y me costó un buen rato limpiarla. En Alcalá del Júcar el día amanece exactamente igual.

Más bruma.

Más bruma.

Que cansino con la Ruta de la Lana

Hasta Almansa son casi treinta kilometros, un poco más de la mitad en suave subida y el resto en bajada igual de suave.  

Bajo la niebla está el corredor de Almansa

Bajo la niebla está el corredor de Almansa

El corredor en su punto más alto

La temperatura es de unos 14 grados según dice el GPS, agradable para pedalear y la humedad es la leche. 

Humedad a cubos

Humedad a cubos

Por Almansa paso por la antigua nacional que circunvala el pueblo, paro en un lavadero a quitarle a la bici toda la tierra que se ha pegado con ayuda de la humedad de la niebla que hay aquí entre las dos provincias (Alicante y Albacete).

Castillo de Almansa

Castillo de Almansa

Pues nada hacia el Mugrón y Alpera.

El Mugrón

El Mugrón

image

Fin de la subida al Mugrón

Fin de la subida al Mugrón

 A partir de aquí se inicia una bajada, se cruza la carretera que va a Alpera y paralelos a la vía del tren vamos avanzando hasta pasar por la Finca el Carrascal. Peeeeeero han decidido labrar casi un kilometro del recorrido y cuesta un horror pasarlo, qué se le va a hacer.

Aquí se separan el Camino de Levante y la Ruta de la Lana

Aquí se separan el Camino de Levante y la Ruta de la Lana

Alpera

Alpera

En Alpera compro algo para comer, un pedazo de salchichon, una barra de pan y algo para desayunar alguna mañana extraña.

Comeré en la Fuente del Piojo si consigo encontrarla. Se que un chopo y cuatro almendros están junto a la fuente pero ya van dos veces que me la paso, que tontería.

De Alpera salgo por la carretera que va a Alcalå del Júcar pues el camino hace una serie de curvas extrañas para terminar en le mismo sitio.

Después de tres o cuatro kilometros por la carretera me incorporo al camino a la izquierda de la carretera, por aqui:

image

Al final doy con la fuente. Resulta que está junto a la carretera que he abandonado hace un par de kilometros, si hubiera seguido por ella hubiera llegado aquí hace un rato, pero el camino por esta zona es muy agradable.

Una vez en la fuente daré cuenta de la comida.

La bici y la fuente

La bici y la fuente

La comida

La comida

La bota me la regaló un vasco afincado en Pamplona cuando estuvo por Alicante en agosto, gracias.

Los higos me los ha regalado la higuera que hay junto a la fuente, gracias también.

Agua fresquisima.

Agua fresquisima.

Sin duda este es el mejor rato del día, no veo el momento de marcharme, pero hay que partir, aún quedan unos cuantos kilometros hasta Alatoz y otros tantos hasta Alcalá.

Una vez alcanzados los 1000 metros de altitud se inicia un rápido descenso hacia Alatoz solo interrumpido por un corto repecho que una vez superado ya vemos el pueblo.

Alatoz

Alatoz

En Alatoz voy a la plaza del pueblo en la que hay un…no se como llamarlo…un algo dedicado al camino, es un peregrino de metal. En Alatoz está la sede de la Asociación de Amigos del Camino de Albacete. En la plaza también hay un bar que es lo que realmente buscaba.

Allí, en el bar, me tomarė un café, compraré agua y cuñare mi credencial. No me lo creo ni yo, estoy cuñando con cierta regularidad.

En la terraza del bar, a la sombra de un árbol grandisimo me tomo el café mientras observo a los jovenes que hay allí hablando de sus cosas mientras disfrutan de unas cervezas. Ninguno de los jovenes tiene menos de 55 años, pero son jovenes porque tienen allí un cachondeo la mar de sano. Lo más llega cuando aparece en la plaza una furgoneta tipo berlingo conducida por un señor mayor a una velocidad tal que los caracoles se le suben a las ruedas sobre la marcha. Se ve que el hombre siempre conduce así porque todos los allí presentes empiezan a gritarle ¡¡FRENA, FRENA!!, ¡¡CUIDAO, CUIDAO!!, ¡¡FRENA, FRENA!!Jajajajaja, y encima le dan una ovación y aplauden, en la vida.

Venga, para Alcalá, ya está bien de hacer el zángano.

Alatoz desde la última subida hacia Alcalá del Júcar

Alatoz desde la última subida hacia Alcalá del Júcar

Tengo pensado quedarme a dormir en Alcalá pero me encuentro bastante bien. Ya veré lo que hago en llegar allá abajo. Si voy bien igual que llego me iré y así mañana ya me ahorro la subida para salir de la hoz del río.

En efecto: llego y me voy. Visto y no visto.

Una vez arriba está Las Eras, una pedanía de Alcala. En una de las casas hay un señor mayor sentado a la sombra de una parra en la puerta de su casa. Le pregunto por algún alojamiento y me manda al estanco que allí sabrán decirme.

En la puerta del estanco hay otro señor allí sentado que no me soluciona nada pero es incapaz de parar de hablar sin dejar de repetir lo mismo, me tiene atrapado, no me deja decir ni un simple “hasta luego”, que tío, es inagotable. Se agradece la ayuda, pero si no hay nada que hacer para qué insistir una y otra vez en lo mismo. Al final le digo que sigo a Casas Ibañez y entonces me pregunta que de donde vengo, jajajajajaja, ¿a qué me lía otra vez? No, ya no va a poder, ya tengo las calas encajadas. Le digo que vengo de Alicante, que salí ayer por la mañana, me dice que Alicante esta una “miaja” lejos, unos 190 kilometros más o menos le digo yo y adios, adios me dice él y por fin….10 kilometros más y estare en Casas Ibañez después de 110 km. Me voy por la carretera, además de que están vendimiando y los caminos ya se como me los voy a encontrar, por la carretera me cundirá bastante más.

A las 6 estoy en Casas Ibañez, ya con una habitación en un hostal y todo.

Hago la colada, me ducho, a tomarme unas birras, a cenar, a llamar a la familia y a un viejo conocido que hace unos años jugaba al tenis pero una lesión le dejo la muñeca que solo le vale para ponerle azucar a las ensaimadas, ja, saludos para ti si estas leyendo este montón de tonterías.

Después de cenar vuelvo al hostal a anidarme y a escribir todo este ladrillaco.

Mañana será otro día, más corto, más tranquilo, pues hoy he hecho 10 km de propina y con hacer 90 al día estoy más que arreglado.

Hasta mañana.

Fotos Caudete-Casas Ibáñez Google+

Fotos Caudete-Casas Ibáñez Flickr

Track Wikiloc

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alicante-Burgos-Santiago, Ruta de la Lana hasta Fresno Caracena y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s