Rabanal – Cruz de hierro – Ponferrada – Villafranca del Bierzo – O’Cebreiro – Casa fuerte de Lusio

A las 06:00 estoy levantado.
He dormido de lujo.
Mientras voy preparando todo Isabel abre el bar para dar los desayunos.
Ya tengo todo montado en la bici.
Voy a desayunar antes de que se amontone la gente.
Desayuno con el señor con el que estuve hablando en el hotel ayer por la tarde. Me imagino que el hotel a estas horas aun no da desayunos y se ha venido aquí.
A las 07:30 los Erromes y yo nos volvemos a despedir, por si acaso, pero parece que ambos sepamos que es la definitiva.

Ya estoy en marcha. Ya estoy subiendo a la Cruz de Hierro.

Aquí me hubiera gustado llegar ayer,
 pero no me pude resistir a los encantos del albergue de Isabel.
En un momento estoy arriba. Desde Rabanal a aquí la subida no tiene nada de extraordinario. No hubiera pasado nada si hubiese subido ayer por la tarde, bueno si, que no me hubiera alojado en uno de los mejores albergues desde que sali de Donibane Garazi.
La cruz.
Después de hacer un encargo y estar un rato aquí como en la parra. Me siento en los banquitos que hay a la izqda. conforme llegas, me fumo un cigarro y decido continuar.
Las vistas mientras bajo a Manjarín.
Ya estoy llegando a Manjarín.
Tras 20 minutos de bajada loca llego a Molinaseca. Desde el puentecillo que hay a la entrada del pueblo veo un bar con las mesitas al sol, jejejeje, alla voy.
Me tomo tres tostadas con jamón y un par de cañas. Y luego el ritual, un cortao, un par de cigarros y a ver el foro. Mientras recojo las cosas para marcharme veo que llegan Erromes y Gotzone al puentecillo, les pego un silbido pero no me oyen. Yo ya me marcho.
Venga a cruzar el Bierzo.
Llego a Ponferrada y empiezo a seguir las indicaciones de “Castillo Templario”, pero empiezo a ver tráfico y pitos y hostias. Salgo de Ponferrada echando leches. ¡¡¡Venga pal campo, joer!!!
A las 12 y poco estoy entrando en Villafranca del Bierzo y lo mismo que en Ponferrada, como un cohete fuera de allí, ni media foto les hago a las dos ciudades del Bierzo.
Tiro por la N VI para arriba y paro en Pereje a hacerme una barrita energética de las mías y a pillar algo de agua. Pasa algo raro, pido cocacola en vez de cerveza, el rollo es que me lo pedía el cuerpo.
Por el valle se avanza bastante rápido. En un momento estoy en Ruitelán.
Vamos para Galicia.
Pereje.
A partir de Hospital empieza lo gracioso. Menuda rampa te da la bienvenida, justo donde tienes que elegir si tirar por el Camino o por la carretera. Me tiro por la carretera. Venga calor, venga agua. Y gente subiendo por la carretera.
Inicio de la subida.
Llego a un cruce en el que hay dos carteles. Uno indica hacia La Laguna de Castilla y el otro hacia La Faba, en el de la Faba pone bajo en pequeñito “bar”. Pues a La Faba porque me quedaré sin agua antes de llegar arriba y eso si que no.
Para llegar a la Faba desde el cruce son dos rampas más.
Entro en el bar a comprar dos botellas de agua. Le pregunto al chaval del bar por la subida, si por el Camino o por la carretera. Contestación: “Buenoooooooooooooooooo”. Y yo pienso:¡¡¡Hostias, ya estoy en Galicia, veremos en el lío que me mete este” Y el hombre comienza la explicación: “Pur la carretera hay muchas rampas y muy largas, pur el caminuu hay duscientus metrus malos, lo demas esta bien” . Pues nada por el Camino tiraremos, por lo menos hasta la Laguna de Castilla.
Salgo del bar con las dos botellas de agua con una lleno las botellas de la bici y con la otra bebo yo y guardo lo que sobra.
Eso es un “albergue vegetariano” en La Faba, pa habernos matao.
Tenía razón el chaval del bar, menos los “duscientus metrus” iniciales que están bastante rotos y con piedras como escalones, el resto se sube y de vez en cuando hay algún descansillo.
De La Faba a la Laguna de Castilla por el Camino:
Otro ratillo y ya estoy en la Laguna de Castilla. Llego a una fuente, que como todas las que me he encontrado pone “agua no controlada”. Pues bueno como se supone que nadie se la bebe, me quito el casco y las lupas y casi me meto dentro entero, que fresca y que buena, me he quedado nuevo.
Me subo en la bici y para arriba. Pienso que ya debe quedar poco y cuando salgo de la Laguna, decido tirar otra vez por la carretera y veo el Camino y el hilillo de gente y pienso: “¡¡¡¿Poco? Por los cohone!!!”
Pero bueno, si hay que subir se sube.
Ya estoy arriba. Han sido dos horas de mucho calor, pero se han pasado rápido y es una subida muy guapa.
Justo aquí recibo un mensaje de Betetero, parece que sepa por donde voy, me pregunta si me falta mucho para llegar a O’Cebreiro, que tio. En encontrar donde dormir lo llamo.
He llegado a O’Cebreiros con idea de dormir aquí arriba, ignorante de la vida, esto está a rebentar de turistas.
Pues nada nos vamos a Triacastela, total después del alto do Poio es todo para abajo. Al alto de San Roque voy por el Camino. Desde el alto de San Roque veo por donde continua el Camino y aprecio como se separa de la carretera hacia el barranco y luego vuelve a subir por unas rampas que tienen pinta de chungas hasta el alto do Poio. Del alto de San Roque al alto do Poio y después a Triacastela ire por la carretera.
Entre O’Cebreiro y el alto de San Roque. Primeros tramos del Camino en Galicia.
Llego a Triacastela. Aquí todos los albergues están llenos también. En el último albergue, antes de abandonar Triacastela, el hospitalero me dice que vaya a Casa Fuerte de Lusio que hay un albergue nuevo de la Xunta que casi nadie conoce y seguro que hay sitio. Pues para alla voy. Total 4km. más hacia abajo tampoco van a hacer mucho daño.
Tengo un hambre que no veo. Desde Pereje sin echarme nada a la boca, mas que 4 litros de agua, que burro.
Llego al albergue. Esta de lujo. 5 leuros y pa dentro. La única pega es que el calentador está roto. La ducha será con agua fría. Si lo llego a saber me ducho en la fuente de La Laguna de Castilla, por lo menos estaba al sol.
En el albergue hay 7 japoneses, 5 o  6 españoles y yo y la hospitalera que parece que es de Marte o de mas allá, pero es simpatica y con eso sobra.
Albergue Casa Fuerte de Lusio.
Me ducho y lavo la ropa sucia. Le pregunto a la hospitalera si hay algún bar cerca, pues donde esta el albergue solo hay una casa más. Me dice que si es por cenar y desayunar que se lo diga a ella y la señora que vive en la otra casa me da de desayunar y cenar. De todos modos hay un bar a unos 700 metros en dirección a Samos. Pues para allá voy que como saque la navaja suiza me como a cuatro japoneses.
O yo estoy destrozado del palizon de hoy, o la hospitalera no tiene muy claro lo que son 700 metros, por que he tardado un cuarto de hora en recorrer la distancia y era cuesta abajo.
Llego a lo que se supone que es un bar. Es un establecimiento que tiene de todo, frutas, verduras, huevos, pan y unas neveras de bar.
Le digo a la señora si me hace un bocadillo de lo que a ella le venga bien y que me de una cerveza mientras me hace el bocadillo. Yo me siento alli con mi cerveza y me enciendo un cigarro. En dos tragos me he cargado la cerveza, le pido otra mas, que buenas que estan. Hoy es el primer día que tengo la sensacion de estar destrozado. Ya era hora. Esto ni era penitencia ni na de na.
Sale la señora con un bocadillo que tiene que pesar 1.5 kgrs., mas o menos, pan casero y jamon con tomate.
Se sienta en la mesa conmigo y empezamos a charlar. El bar no tiene tele y yo debo ser lo mas raro que ha pasado por alli ultimamente.
Mientras estamos hablando. Entran los japoneses del albergue. Miran todo lo que hay en el bar, murmuran entre ellos y de repente se giran hacia la señora y hacia mi y uno empieza a hacer la gallina mientras los otros se descojonan. La señora me mira a mi y yo le digo: “Creo que quieren huevos”
La señora coje de la mano a una japonesa, la mete detras del mostrador y la deja alli dentro y le hace un gesto con las manos como diciendole que coja lo que necesite. La japonesa coge todo lo que le van diciendo sus compañeros, cuando terminan  la señora entra al mostrador saca la cuenta, los japoneses pagan y se marchan.
La señora se vuelve a sentar conmigo en la mesa y me dice: “Si no los voy a entender, que cojan lo que quieran y yo despues les cobro y arreglado” Pues tambien es verdad pienso yo.
Me pido otra cerveza mas, un par de botellas de agua para llevar, tres platanos y la cuenta. Me voy al albergue a comerme allí el bocata tranquilo, que al final me quedo durmiendo en el bar.
Me siento en la terraza del albergue, en el suelo, no hay ni una silla en el exterior y las del interior no dejan sacarlas fuera, “porque la cosa seria un descontrol”, pues bueno. Alli me como el megabocata, los platanos y botella y media de agua. Antes he puesto todos los artilugios a cargar.
Me fumo unos cuantos cigarros allí sentado al fresco.
No puedo cotillear el foro, no hay cobertura, salvo en un sitio entre el albergue y el bar. De vuelta del bar me he acordado de la llamada de Betetero y cuando he mirado el movil he visto que no tenia cobertura. He vuelto caminando con el movil en la mano y donde he encontrado cobertura he hecho las llamadas pertinentes y he mandado un mensaje a Pacopi para que sepan por donde ando.
Ya estoy en Galicia 🙂
Asi es que…. al sobre.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camino Frances desde Donibane Garazi. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s