León – Rabanal del Camino. Y dale con los polacos.

Son las 07:00 y ya estoy en marcha.
La idea es llegar hasta Foncebadón, ya veremos como se nos da el día.

Vamos que nos vamos!!!

La salida de León es un coñazo. Paso por las casas de los “medianos” y ya parece que estoy dejando las últimas casas de la ciudad
Desayuno en la Virgen del Camino en un bar que hay en la misma carretera, veo que hay mochilas en la puerta y allí me meto. Ha sido un acierto. Ponen unos cafés con leche en unos vasos cercanos al tamaño de un orinal, acompaño el café con cuatro donuts de chocolate.

Tiro hacia Villar de Mazarife. Esto sigue siendo un paseo rodeado de campos y de plantaciones de cereal.

Todo esto debe ser lo que llaman el Páramo leonés
Bueno, yo a lo mío.
Voy pasando pueblos y así sin querer ya estoy en Hospital de Órbigo.
Hago la foto del puente, que está en obras y sigo palante.
Llego a Santibáñez de Valdeiglesias y paro a hacerme una “barrita energética” en el primer bar que veo.
Joer, esto si que ha sido un acierto. Que tío más simpático el del bar,¡¡¡por los cohone!!!, yo para tener esa alegría en el cuerpo no me levanto de la cama. En fin…
Bocadillo de jamón con un pan más duro que el hormigón y unos cuantos quintos. Mientras me como el antibocata llega la fregoneta del pan con pan del día, ya me podía haber avisado y me hubiera esperado, será…..
Sigo peleando con el bocata ¿quién aparece por la esquina? ¡¡¡Los Erromes!!! los muy pájaros han venido por Villadangos del Páramo. Hablamos un ratillo y se van.
Nada más irse Erromes y Gotzone ¿quién aparece por la misma esquina? ¡¡¡Los polacos!!! Sonríen y siguen.
En fin… siguo almorzando tranquilamente, allí al solecito, junto con un holandés que se ha sentado en la mesa donde estoy yo. Me hago mi cortadito y un par de cigarros y cotilleo el foro, como no.
Ya esta, ya estoy como nuevo. Vuelvo a arrancar. No se que pasa pero ahora que lo pienso siempre que paro a almorzar o a comer en algún sitio, luego siempre arranco cuesta arriba, excepto en Orreaga, en el alto del Perdón  y por las llanuras de Palencia.
¿Por qué hay tanta gente ahí?
Antes de llegar a la cruz desde la que ya se ve Astorga alcanzo a Erromes y Gotzone y, como no, a los polacos en una casa que de lejos parece que está abandonada pero cuando te vas acercando y se empieza a ver la gente piensas “¿qué coño pasa ahí delante?” Que coño va a haber: pues un bareto-kiosco o como se le quiera llamar. Aquí lo tenéis:
Un chiringuito y Erromes descansando.
Paro medio minuto hablo un rato con los Erromes y continuo, yo he repostado antes.
La cordillera Cantábrica me acompaña desde Burgos.
Crucero de San Toribio. Astorga al fondo.
Llego a Astorga y por la plaza que hay arriba del todo veo a más polacos. Como son 14 pues hay polacos por todas partes. Están haciendo un reportaje a la catedral. Yo voy mirando, hago un par de fotos en Astorga y continuo, a mi todo esto no me dice nada de nada, por más vueltas que le doy, lo miro y siguo, me gusta más el campo.
Enga vamos para Rabanal del Camino. El sol ya aprieta con ganas.
Los montes de León al fondo.
Los Montes de León.
Aquí en este bareto iba con idea de comprar agua, pero desde donde está hecha esta foto se oían los gritos que salían del bar. Me quede en la sombra oyendo el griterío. Alguien dentro del bar le esta gritando a otra persona de muy mala manera y el abroncado le contesta: “vale, vale, no hace falta que me lo digas más”. En fin… que aquí me quedo, por si acaso, hasta que sale del bar un japones. Ya ha terminado la bronca. Continuo hacia Rabanal. Yo no se que habría hecho el japones para que el del bar le estuviera gritando así, pero no creo que fuera para tanto.
Hace un par de horas que salí de Astorga y ya estoy en Rabanal. Entro por dentro del pueblo y mirando y mirando no doy con el albergue de Isabel. Al final pregunto a una pareja de abuelitos por el albergue y me dicen: “Aquel señor es su padre y va hacia allí”. Pues ya está con el padre de Isabel voy paseando y hablando hacia el albergue.
La fregoneta de la izqda. es la de los polacos. En fin…
Entro en el albergue, dejo la bici en el tunelito que hay entre la calle y el patio del albergue.
Veo a Isabel y le doy recuerdos de Paco, el de Valladolid. Me pregunta si me quedo y le digo que voy a tomarme una cerveza y a comer algo mientras me lo pienso y me suelta: “Te quedarás”.
Tiene razón, me quedaré, aquí estoy en el bar del albergue, con medio litro de cerveza en una mano y un bocata en la otra. Vuelvo a pedir otra ronda de los mismo y le digo que me quedo. Que agusto se esta aquí. De aquí no me saca ni la guardia civil.
Pago y me ofrece cama en la habitación donde duermen los de las bicis porque los que andan madrugan más y así no nos molestan. Yo le digo que no, que me ponga con los que andan, que madrugan más y así se aprovecha más el día.
Me ducho, lavo la ropa y ya lo dejo todo preparado para mañana.
En el bar del albergue no hay tabaco. Pregunto dónde puedo comprar y me manda a un hotel. Pues para el hotel.
Cuando voy a cruzar la carretera que separa el albergue del resto del pueblo veo a dos sufridos bicigrinos.¡¡¡Coño, si son los Erromes!!! Y la fregoneta de los polacos que se marcha. Luego me enteraré que salió en busca de un polaco que se ha roto.
Joer, en el bar del hotel también se está muy agusto. Me pido un bocata de jamón con tomate y un vino. Estoy un rato allí hablando con el dueño del hotel, un señor mayor muy agradable y con un peregrino de Burgos que prefiere dormir en establecimientos diferentes para estar más a sus anchas y con más comodidades. En la tele están haciendo los deportes en el Telediario de la 1. Están presentando a David Villa en el Camp Nou. Pues nada un par de orujos para celebrarlo.
Vuelvo a el albergue, paseando por las callejuelas de Rabanal, es coqueto este pueblecito.
Entro al albergue. Los Erromes ya están sentados en una mesita a la sombra. Me compro una botella de agua grande y me siento con ellos. Pasamos la tarde de charreta con unos catalanes de Lleida, cerca de la Noguera Ribagorçana, por lo que me explicaron.
A las 21:00 cenamos, que barbaridad, que cantidad de comida. Me hago un par de orujos y unos cigarros mientras cotilleo el foro en los ordenadores del albergue y a las 22:30 ya estoy en el sobre.
Hasta mañana.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camino Frances desde Donibane Garazi. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s