Zubiri – Lorca

Volví al albergue a las 22:45, mas o menos.
Ya estaban todos durmiendo, hasta el japonés del ordenador.
Yo ya no estaba para ordenadores, así es que al sobre.
Me puse una linterna de esas de la cabeza que hace una luz acojonante y para la habitación.
¿La habitación? Mejor la osera.
Abro la puerta y …. ronquidos y pedos al unísono, que concierto.
¡¡Noche para valientes!!

Lo había dejado todo preparado antes de irme al bar, así es que, me subo a la litera, me quito la ropa y me meto en el saco.

Estoy un rato escuchando el concierto y decido unirme. Que de risas, yo allí en mi litera descojonao, entre pedos y ronquidos.

A las 05:40 ya están levantándose ¿con cuidado? Para que.

Pero bueno a las 06:30 me quedo solo en el cuarto y duermo hasta las 08:00.

Me visto y voy al bar donde cene ayer. Desayuno y un par de cigarros. Esta lloviendo. Anoche le pregunte a un señor en el bar si habían dado lluvia para hoy y me contesto: “bueno…si se le puede decir  lluvia”.

En fin…si me paro en medio de la calle termino hecho una sopa, pero eso no debe ser lluvia debe ser otra cosa.

Bajo a Pamplona por carretera, ha estado toda la noche lloviendo y aun llueve. Me aconsejaron no ir por camino porque esta todo recién labrado y estará todo fatal. Hago caso y por la carretera.

A las 10:30 paso Pamplona sin parar y para Cizur. Luego Guendulain y al fondo Zariquiegui y el monte del Perdón.
El Camino se va empinando poco a poco y después de Zariquiegui ya hay dos rampones embarrados que los hago de empujin y luego unas rampas suaves y ya estoy arriba del Alto.
Unas fotos para enviar a la gente. Bocata de chorizo y coca-cola, SI, coca-cola, en una fregoneta que hay arriba del alto a modo de bar.
Pamplona desde el Perdón.
Siguiendo los consejos de Paco pi y su alumno aventajado, Beteterocarrozon: “te digan lo que te digan, tu baja por el Camino”, pues yo por el Camino sin rechistar.
Bajo despacio pues esta muy mojado y baja bastante gente a pie. Al llegar bajo oigo un ruido que parece que viene de los platos, muevo la cadena y parece que todo va bien, en fin..lo que haga ruido ya romperá o dejará de sonar.
Cuando llego al primer pueblo recibo una llamada, ¿de quien? aahhhhh!!! Me pregunta donde estoy y le digo que no tengo ni idea, que estoy en el primer pueblo después del Alto. Me recuerda lo de ir a ver la ermita de Eunate y que luego siga a Puente la Reina/Gares por la carretera, porque el Camino va paralelo a la carretera pero en un continuo sube y baja. Hago caso a lo de la ermita a lo otro no.
A 200 metros de la ermita de Eunate, voy hablando con mi mujer por teléfono y tengo que colgarle porque noto que la rueda de delante sin hacer nada se empeña en mirar al cielo, miro para atrás y veo que las alforjas van casi arrastrando.
Bajando el Perdón se han debido de aflojar los tornillos que unen las pletinas del transportín a las vainas que van del cuadro al eje trasero y llegando a Eunate se han debido de terminar de caer, vamos que se han caído.
                          
Paro en el aparcamiento que hay delante de la ermita y saco la tornillería de repuesto, pondo dos tornillos nuevos y queda la cosa como nueva.
Hago una visitilla a los exteriores de la ermita, unas fotos, me siento un rato allí a mirar la ermita y fumarme un cigarrito, que tranquilidad, llamo a mi mujer y termino la conversación que había tenido que cortar antes.
Enga… para el siguiente pueblo, no tengo ni idea de cual es y de repente… el pueblo a la vista y un cuestón de la hostia, subo y me acuerdo que aun no he sellado. El pueblo es Obanos, sigo las señales que indican la dirección hacia el albergue y voy para allí a cuñar.
En el albergue hay un señor la mar de simpático, la alegría de su casa, que digo de su casa, ¡¡de la huerta!!
Me sella con un careto de cabreado que me dan ganas de contarle un chiste, para que sonría un poco o para terminarlo de cabrear. Vaya tela, me voy hacia Gares.
En Gares paro a comer en un bar que hay 10 metros antes de llegar a la plaza.
Dos pinchos, panceta y chistorra, dos vinos y un cortado. Los dos pinchos hacen casi media barra de pan, pero bueno pa dentro, cigarrito con el café y palante.
Detalle de la barrita energética “Tosta”
Durante la comida en la barra del bar, me hacen compañía dos hombres mayores del lugar que llevan un pedal considerable, nos pegamos unas buenas risas los tres, ellos son guasones y yo mas guasón que ellos.
Resulta que hoy es San Isidro, patrón de los labradores y en todas las localidades de la ribera del Ebro celebran ese día y se ve que lo celebran bien celebrado.
Me despido de los dos señores alegres y del chaval del bar y me piro.
Adiós Gares, hasta la próxima.
No haciendo caso de la llamada misteriosa sigo por el Camino, sube-baja, sube-baja.
Bajo al rió y luego una rampa de la hostia para salir otra vez al lado de la carretera y vuelta a bajar y vuelta a subir y así sin mas aparece otro pueblo.
Esta vez miro en el mapa que llevo, es Mañeru.
Paso Mañeru y continua el sube-baja y Cirauqui ya esta en el horizonte.
Te metes por dentro de Cirauqui y subes por unas cuestas de la hostia hasta arriba del todo, pasas por debajo de unos arcos y vuelves a bajar para terminar bajando por los restos de la calzada romana.
Seguimos con el continuo sube-baja, algunas subidas se pueden hacer pero otras son escalones.
Llego a Lorca, me siento en un banco y mira mi lista de albergues. Según esta lista aquí no hay albergues, que cosa mas rara. Vamos que tengo que tirar para Villatuerta. Pero… a la salida de Lorca hay dos albergues, uno frente al otro, estos terminaran a tiros.
Un albergue tiene bar, La Bodega del Camino, saliendo a la izquierda, el otro no tiene bar, ¿en cual me quedo? En el que estáis pensando, como no.
Entro, pregunto y si, hay sitio para mi y para la bici. Me guardan la bici en un cuartito, me ducho, che que bo, recojo todo, esta todo muy limpio. Bajo al bar a que me cuñen y como no a hidratarme un poco, jijiji.
Salgo a dar un paseillo por el pueblo, también están en fiestas, en la plaza hay un escenario montado.
Llamo a mi mujer y luego recibo una llamada de MTBGigantes, esta al lado de mi pueblo en casa de unos amigos.
Hace frío, así es que…. para el bar a paso ligero. Que ruina, albergue con bar incorporado o ¿bar con albergue? ¿que estaba antes? En fin… que da igual, ya estoy instalado en un rincocito de la barra, el bar es pequeño y esta a reventar de gente.
Me pido un bocata y por la escalera baja un rubio que parece que sea el hijo del alcalde o algo parecido, todo el mundo lo mira y le saludan. El rubio es un alemán y su colega un italiano, llevan unos días en el pueblo porque el esta jodido de las rodillas y han aprovechado para descansar y disfrutar de las fiestas locales, vamos que lo que es descansar no esta descansando mucho el jodío.
Ya veremos la orquesta de esta noche.
Hasta mañana.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Camino Frances desde Donibane Garazi. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s